Supermercado saludable - Dra Graciela Dixon

15 Tips para un Supermercado Saludable, Económico y Rápido

15 Tips para un Súpermercado Saludable, Económico y Rápido

Esta es una guía sencilla para hacer supermercado sin salirte de la dieta, pasarte del presupuesto, ni de tiempo.

Para comer bien necesitas alimentos saludables en casa, y para tener alimentos saludables en casa, tienes que hacer un BUEN supermercado (dentro del presupuesto y en el menor tiempo posible). Parece sencillo, pero no lo es. Es así, en parte, porque los supermercados están diseñados para influir en tus decisiones, lo que sin orientación adecuada puede hacerte comprar cosas que no necesitas realmente o que no son buenas para tu salud.

Aquí te presento una Guía Simplificada para Navegar el Supermercado sin trastabillar.


1. Lleva una Lista.

No vayas al supermercado sin una lista. Crea y organiza tu lista por áreas del súper, preferiblemente. Sin esto difícilmente vas a poder hacer un buen súper (es un no negociable).


2. NO vayas cuando tienes hambre.

Cuando tenemos hambre se nos antoja todo lo que vemos (sobretodo las cosas dulces y grasosas), aunque sepamos que no  es bueno para nosotros. Tomarás mejores decisiones si comes bien antes de ir al supermercado.


3. Traza tu Ruta.

Piensa por adelantado qué ruta vas a tomar dentro del súper. Esta es otra manera de evitar tentaciones, mantenerte dentro de la lista y conservar mejor los productos que llevas (que lleguen bien a casa). Por lo general dejamos lo Frío o Frágil para el Final (mnemotecnia = FFF).


4. Compra más de la Periferia del Súper.

Quizá hayas observado que en el centro del supermercado está la comida más procesada y en la periferia están los alimentos más naturales/íntegros y perecederos (vegetales, frutas, carnes, etc). Si procuras que una buena parte de tu presupuesto de comida se concentre en la periferia estarás eligiendo alimentos más saludables.


5. Lee las Etiquetas

Si vas a comprar algo procesado lee las etiquetas de todo, al menos en las primeras visitas, y procura familiarizarte con los términos desde antes (calorías, porciones, %DV, carbohidratos, azúcares, grasas, sodio, etc) para comprender lo que encuentres en las etiquetas.


6. Congelados vs. Enlatados

Ambos son una alternativa si no tienes mucho tiempo para preparar los frescos, pero por lo general los congelados tienden a ser mejores que los enlatados. Con los enlatados te corres el riesgo de ingerir alimentos expuestos a BPA (Bisfenol-A) y/o con más sodio y aditivos que pueden ser nocivos para la salud de tu familia. Ahora, si por alguna razón los enlatados son la única opción, eso es mejor que no comer nada de vegetales.


7. Experimenta con los Vegetales y Frutas.

Este ejercicio es especialmente beneficioso para quienes no comen muchos vegetales y frutas habitualmente. Si incorporas cada semana uno diferente y pruebas varias formas de prepararlos, le das la oportunidad a tu familia de conocer y enamorarse de algo que contribuye a su salud.


8. No te olvides del Mercado.

Recuerda que muchas frutas y vegetales se consiguen en mercados de abasto… Directo del productor. Muchas veces más sanos y a mejor precio.


9. Evita lo que diga LightNon-FatLow-Fat.

Por lo general los productos etiquetados como Light, Non-Fat, Low Fat, etc. son alimentos más procesados. Después de sacarle todo lo que dicen que le sacan al alimento original, te haz preguntado ¿Cómo hacen para que sepa tan bien? Fácil… agregándole azúcar, edulcorantes artificiales, potenciadores de sabor, entre otras cosas que no son necesarias ni saludables (lee las etiquetas y compara).


10. Evita el “Pasillo Rojo”

¡Tu sabes cuál es! … Aquí yacen las sodas, frituras, galletas, golosinas, etc, etc (lo peorcito del supermercado). Recuerda que una vez lo tengas en tu refrigerador o despensa TE LO VAS A COMER… Comprarlo es tentarte y autosabotearte.


11. Compra por Volumen si es Factible

Ajústate al tamaño de tu familia y congela lo que no usarás pronto (si es posible). Compara los precios por gramo o unidad. Esto puede ser tedioso un par de visitas al supermercado, pero después será sencillo y tomarás mejores decisiones, ahorrando tiempo y dinero. ¿Recuerdas cuáles fueron las cosas que se  vencieron o se dañaron sin haberlas usado el mes pasado? Exacto 😉


12. Investiga

Mantente atenta(o) a cuándo y dónde hay descuentos en ciertos productos. Compra productos en oferta solo si realmente los necesitas. Algo barato que no necesitabas sigue siendo mala inversión.


13. Evita el ‘Rush’

Trata de ir al supermercado en los horarios menos concurridos (cuando se pueda). Recuerda que la mejor hora para ir al mercado de abastos es temprano en la mañana, para conseguir los productos más frescos (recién traídos de la finca).


14. No lleves a los niños.

Hay niños y hay niños, pero en la medida de lo posible, no lleves a los pequeños cuando vas a hacer el súper grande. Sé que es complicado a veces, pero si puedes es lo mejor. Deja una hoja en la cocina donde los miembros de tu familia puedan anotar lo que quieran (con derecho a vetar las golosinas). Recuerda que en el supermercado las cosas están colocadas estratégicamente para llamar la atención particularmente de los niños (en ciertas áreas) y ellos pueden ser muuuy persuasivos, así que es mejor no exponerlos… Muchas veces terminan convenciéndonos ¿Cierto?


15. Lleva Dinero en Efectivo.

Si te cuesta controlar el gasto, lleva dinero en efectivo y una calculadora. Las tarjetas nos hacen flaquear más fácilmente. Algunos estudios sugieren que cuando tienes tu dinero en efectivo y llegas a la caja con una idea de lo que ya llevas gastado, es menos probable que acabes comprando extras (no saludables o necesarios) incluyendo los del “otro pasillo rojo” (el de la caja).

 

Espero que estos tips te sean de utilidad en tu próxima visita al supermercado. Te invito a que ensayes estas estrategias y si te pareció útil déjame tus comentarios, preguntas y experiencias al final de la página. También puedes enviárselo a los miembros de tu familia y amigos a quien les resulte interesante.

*Para arrancar el año entrante con energía y enfoque descarga mi plantilla “Tu Año Nuevo con el Pie Derecho”; una Una herramienta sencilla y práctica para ayudarte a identificar qué quieres, por qué lo quieres y cómo conseguirlo. Haz clic AQUÍ.*

Otros artículos que te pueden interesar...

Dolor de cuello tech neck - Dra. Graciela Dixon Blog

Dolor en el Cuello o Tech Neck ¿Qué Es y cómo Evitarlo?

¿Sientes dolor , rigidez o limitación para mover el cuello? ¿Pasas muchas horas usando el celular/tablet/laptop? Puedes tener Tech Neck. Aquí te cuento cómo prevenirlo.

Leer más →
Tecnología y Salud - Dra. Graciela Dixon blog

Tecnología y Salud: Lo Bueno, lo Malo y lo qué podemos Hacer Mejor​

Conoce algunos riesgos comunes de la tecnología en tu día a día y cómo puedes aprovecharla sin que perjudique tu salud o la de tus hijos.

Leer más →
Piensa en grande Cuídate mejor - Dra. Graciela Dixon Blog

Piensa en Grande, Cuídate Mejor

Bienestar como pieza fundamental para el éxito. Descubre 5 cosas que las personas exitosas reconocen y les permiten cuidar de sus proyectos, cuidar de sus familias y hacerlo por mucho tiempo.

Leer más →

Dra. Graciela Dixon

@gracieladixonmd

Si te inspiró o resultó útil esta información, por favor compártela con alguien más y suscríbete a mi Newsletter para no perderte nada.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top